Cómo homologar tu furgoneta camper

Homologar furgonete camper

Se acerca el verano y con él las ganas de viajar y disfrutar. En CIMALab®, estas ganas se traducen en una gran cantidad de consultas acerca de la que se ha convertido en la tendencia vacacional por excelencia: la camper.

Lo que comúnmente se conoce en España como camper es, en el argot técnico, un 24.48, es decir, un furgón vivienda. Un vehículo que debe contar, como mínimo, con una cama o asiento cama para poder ser considerado como tal. Pero la imaginación de los campistas y camperizadores ha ido mucho más allá y a día de hoy existe una enorme variedad de componentes que puedes instalar en tu camper para hacer de ella tu pequeña casa con ruedas.

La camperización había cobrado fuerza en los últimos años gracias a su versatilidad y ahorro respecto a otras opciones de recreo, pero la reciente crisis sanitaria ha propiciado un crecimiento todavía mayor por tratarse de una forma segura e independiente de disfrutar de nuestro tiempo libre.

Pero asociado a la camperización surge una duda que resulta ya casi inherente, ¿tengo que homologar mi camper?

Desde CIMALab® hemos echado un vistazo a lo que responden foros y webs a esta pregunta y nos hemos encontrado alguna información errónea e inexacta. Es por ello que vamos a responder a esta y otras cuestiones en una pequeña guía para homologar tu furgoneta camper para que el proceso de legalización deje de ser una incógnita.

¿Tengo que homologar mi camper?

Sí, deberías legalizar tu camper por los siguientes motivos:

  • Para garantizar la máxima seguridad, tanto del conductor, como de los acompañantes
  • Para que tu vehículo pase la ITV.
  • Para que, en caso de accidente, el seguro no se “eche fuera” alegando que no conocía la reforma realizada
Como homologar camper barato

Componentes habituales de una camper

Como ya comentamos, existe un gran abanico de componentes que pueden mejorar nuestra experiencia campista. Algunos de ellos necesitan legalizarse y cumplir con unas directrices establecidas y otras, por el contrario, no son consideradas reforma, según se recoge en el apartado 8.52 del manual de reformas que puedes consultar aquí.

Nosotros nos enfocaremos en las más habituales:

Toldo, antena y rejilla de aireación

Hemos agrupado estos 3 componentes porque comparten 1 característica: no requieren legalización.
Aunque no estén sujetos a inspección en la ITV, desde CIMALab® recomendamos que se instalen en talleres especializados para garantizar una correcta sujeción e instalación que no afecte al chasis del vehículo.

Claraboya

Existen multitud de materiales, formas y funcionalidades que puede adquirir este elemento de ventilación; pero en todos los casos debe someterse a un proceso de legalización.

Electricidad y gas

La instalación de electricidad y gas, vinculada a otros elementos del habitáculo, deberá contar además con un certificado emitido por el mismo instalador.

Calefacción

A la hora de escoger un sistema de calefacción para nuestra camper, debemos fijarnos en que cuente con la homologación para el Reglamento 122 que regula los sistemas de calefacción y para el Reglamento 10, que regula los parásitos radioeléctricos. Debemos tener cuidado y evitar aquellos sistemas que no cuenten con dichas certificaciones para evitar posibles trabas en el trámite.

Módulo cocina

Este módulo no siempre está presente, pues muchos usuarios optan por cocinar fuera de su furgoneta en pequeños camping gas o similares. En caso de instalarse en el interior, seguramente requiera de instalación eléctrica o de gas, ya mencionadas anteriormente.

Almacenaje

La instalación de armarios, cajones y demás mobiliario; es clave a la hora de hacer vida en tu camper y, aunque no es indispensable para su legalización, recomendamos encarecidamente que se instalen cierres de seguridad en todos ellos para evitar posibles desprendimientos o aperturas durante la conducción.

Asientos / asiento cama

Es habitual que los asientos instalados en este tipo de furgonetas cuenten con funciones extra, como una base giratoria para su utilización durante la acampada o la posibilidad de transformarse en una cama.
Recomendamos poner atención en la elección de un buen asiento ya que, además de tratarse de un elemento de seguridad, es el lugar donde probablemente pasemos la mayor parte del tiempo, ya sea conduciendo o descansando.

Techos elevables

Se trata de un elemento muy utilizado por los camperizadores y es que no solo permite aumentar la altura del habitáculo haciendo posible estar de pie con comodidad, sino que también puede añadir una cama en la parte superior.

¿Cómo es el proceso de homologación?

Lo primero que debemos hacer es tener clara la distribución de los elementos que queremos en nuestra camper. Si no lo tienes muy claro, lo ideal es dejarse aconsejar por la experiencia de la empresa instaladora o el ingeniero encargado del proyecto, ya que su experiencia en este campo es vital teniendo en cuenta que contamos con un espacio muy reducido y necesitaremos sacarle el máximo partido. Dicho esto, el procedimiento habitual es:

  1. El ingeniero ya sea sólo o en colaboración con el camperizador deberá realizar un Proyecto Técnico que detalle la reforma a realizar.
  2. El taller realiza la obra de acuerdo a lo indicado en el proyecto, y emite un Certificado de Taller.
  3. Si la reforma contempla instalación eléctrica o de gas, el instalador autorizado emitirá un Certificado Eléctrico o de Gas.
  4. El ingeniero confirma que la obra se hizo de acuerdo a lo proyectado emitiendo un Certificado Fin de Obra.

Con esta documentación, la Ficha Técnica y el Permiso de Circulación del vehículo, CIMALab® ya puede emitir el Informe de Conformidad. Ya solo te queda reservar cita en tu ITV (recuerda avisar que se trata de una ITV por Reforma) donde revisarán tu vehículo de acuerdo a estos documentos y anotarán la reforma en la Ficha Técnica. Desde ese momento tu camper ya está legalizada y lista para circular. Eso sí, recuerda avisar a tu compañía de seguros de los nuevos cambios en tu vehículo para no llevarte sorpresas. 

Como homologar furgoneta camper

Conclusiones

El proceso de legalización de la camper tiene fama de ser complejo, sin embargo, como has podido comprobar durante el artículo, no resulta tan complicado. Además, en España tenemos la suerte de contar con grandes profesionales reconocidos que nos pueden acompañar y guiar durante el trámite. En la red podéis encontrar vídeos de camperizaciones hechas por particulares que animan a hacerlo tú mismo. No dudamos de la pericia ni del buen trabajo realizado pero tenemos que recordaros que, aunque logres los mejores acabados y utilices materiales de buena calidad, para la legalización de la reforma necesitarás presentar un certificado de taller que se responsabilice de la instalación realizada.

Indiferentemente del camino que escojas, ten presente que una buena forma de ahorrar en la homologación de tu camper es realizar todas las legalizaciones a la vez, evitando así los sobrecostes que supondría repetir el proceso en un futuro.

Si tienes alguna otra duda puedes dejarnos un comentario, ponerte en contacto a través de nuestra web o escribirnos a cimalab@cimalab.com. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: